Así mismo se han reforestado más de 2 mil especies nativas en todas las urbanizaciones. 

“Estamos construyendo una ciudad con el espacio y la frescura de la campiña, la comodidad de las grandes urbes, un tráfico administrable, conexión competitiva de internet, espacios sociales, educativos, de salud, deportiva, recreativa, en permanente contacto y armonía con la naturaleza”. Así lo afirma la Gerencia de Medio Ambiente de este grupo inmobiliario afincado en el municipio de Porongo. En Los Portones del Urubó se construye una ciudad con todos los servicios básicos para vivir dignamente y de manera integralmente planificada.

Alfonso Herrero, gerente general de Constructora del Urubó S.A. que se encarga de la comercialización de los proyectos, explica que la Gerencia de Medio Ambiente se encarga de cumplir con la legislación ambiental en los niveles locales, departamentales y nacionales, respecto a sus actividades, como también realiza estrategias de conservación de especies nativas.

“Tenemos un equipo especializado en reforestación, con el fin de rescatar las especies nativas de la zona como: Cuchi, Motacú, Sinini, Jacarandá, Toborochi, Coco, Totaí y Tajibo, solo por citar a algunas. A la fecha, el departamento de Medio Ambiente ha plantado más de 2.000 árboles y reubicado 300, desde inicios de los trabajos, a lo largo de camellones de avenidas del condominio Puerto Esmeralda, accesos a las urbanizaciones y también se ha reforestado en manzanos donde el área de erosión era masiva. En total, se ha logrado una revegetación aproximada de 20 hectáreas en los últimos meses”, asegura Herrero. 

La idea de este vivero propio es reproducir diferentes especies de plantas especialmente nativas de la zona y plantas frutales. “Con esta iniciativa, en un máximo de tres años, contaremos con suficientes plantas que serán sembradas en todas las urbanizaciones”. El vivero, tiene en la actualidad una superficie de 2.500 m2 en total, con una superficie útil que es de aproximadamente 1.600 m2.

Proyecciones y beneficio

Herrero asegura que se tiene programado seguir realizando la cobertura vegetal con pasto de las áreas erosionadas y mantenimiento de todos los manzanos del condominio Puerto Esmeralda como los camellones centrales y laterales de ingreso a la ciudad Los Portones del Urubó.  “Y con la cantidad de plantines se tiene pensado duplicar la cantidad actual ya que se comenzará a colocar en rotondas, manzanos de áreas verdes, entre otros”. 

Las acciones de reforestación y plantación de árboles que efectúa Los Portones del Urubó trae beneficios medioambientales como la producción de oxígeno, purificación del aire, formación de suelos fértiles, captación de agua para los acuíferos, sirven como refugios para la fauna, reducen la temperatura del suelo y mejoran el paisaje de la zona.

 

Otras acciones

El ejecutivo señala que también trabajan en la recuperación de áreas degradadas y en planes ambientales de mitigación debido al quehacer de la empresa. “Es importante señalar que se ha respetado la vegetación, el curso de las aguas y se ha reforestado con especies nativas, disponiendo el 52% de los espacios para áreas verdes y para equipamiento público”. 

El Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (SEARPI) y Los Portones del Urubó firmaron en 2017 una alianza estratégica que implica realizar estudios hidrológicos e hidráulicos de las áreas intervenidas, así como asistencia técnica en sistemas de reforestación.

De igual manera, como parte de su responsabilidad social empresarial, el grupo empresarial Los Portones del Urubó apoya y promueve las metas del Pacto Global (Global Compact), como iniciativa de Naciones Unidas que trabaja por una economía global más sostenible e incluyente, y promueve la implementación de los 10 Principios de los Objetivos del Desarrollo Sostenible en la estrategia y operaciones de su empresa.